La inyección de agua en motores de combustión interna ha sido evaluada desde 1922 en aviones. Gracias al poder refrigerante del agua la hidroinyección permitía la marcha plena del motor de las aeronaves sin que este se sobrecalentara y reducía la emisión de óxidos de nitrógeno, un gas que reacciona con la atmósfera y produce lluvia ácida.
Sobre estas experiencias la literatura especializada sólo refiere las dosis máximas para enfriar el motor sin que éste empezara a pistonear.

El sistema de Hidroinyección Fioramonti en cambio provoca en el motor un fenómeno muy distinto. En lugar de usar la adición de altas dosis emplea la inyección de dosis mínimas de agua provocando un importante cambio en el comportamiento del motor: La potencia aumenta hasta un 10% mientras que el consumo de combustible disminuye entre 15 y 25% según el vehículo. Además el pistoneo desaparece y se eliminan los gases del caño de escape emitidos como humo y los residuos resultantes de una combustión incompleta.

La explicación científica: El agua que inyecta el sistema Fioramonti es disociada en sus dos componentes moleculares por el calor de la combustión que normalmente se pierde a través del refrigerante del motor y del escape.
Las moléculas de oxígeno e hidrógeno se vuelven a combinar espontáneamente acelerando la reacción de combustión con gran violencia. Es decir que el sistema aprovecha la altísima temperatura de la combustión, que de otra manera se pierde por radiación a la atmósfera, para disociar la pequeña parte de agua agregada a la cámara del motor.

En el Hidroinyector, tanto en los motores nafteros, diesel y a G.N.C., el agua pasa primero por un filtro y por una válvula reguladora, luego por una válvula electromagnética de corte que controla el circuito según esté funcionando el motor. Luego el agua pasa por otro filtro y por un dispositivo hidráulico que amortigua la demanda cambiante de los cilindros según la marcha del motor. Además para mayor seguridad el equipo cuenta con una válvula de drenaje que puede desviar el agua evitando que sea inyectada a la cámara de combustión si el motor eventualmente se detiene. El sistema sólo inyecta agua al motor desde las 600 r.p.m.